Moviéndome por dos…

Desde hace más de cuatro meses ya no me muevo sola, me muevo por dos. Y no puedo estar más feliz.

Y es que dentro de mí se está formando una personita, haciendo que todo lo haga con mucho más cariño: cuidando mejor lo que como, asegurándome que descanso lo suficiente y moviéndome acorde a las necesidades de mi nuevo cuerpo cambiante. Si ya tenía suficientes razones para practicar Pilates, como puedes leer en este post, ahora se sumaba la más importante.

Sea bien por coincidencia o bien porque el destino lo quiso así, descubrí que estaba embarazada poco después de volver de una de mis últimas formaciones. Me acababa de especializar en Pilates durante el embarazo y el post-parto. Un curso impartido por la increíble e inspiradora educadora de Polestar, Celeste Roldán. Ya nos avisó ella con su acento andaluz… «Vais a salir todas de aquí con las hormonas por las nubes». ¡Y no se equivocaba en absoluto!

Este curso no supuso una mera recolección de ejercicios para embarazadas. Para mí significó un completo y radical cambio de perspectiva sobre el proceso fisiológico de dar a luz y sobre el papel de la mujer en éste.

Analizamos qué cambios ocurren en el cuerpo de la futura mamá para adaptarse al crecimiento de su bebé. También cómo podemos ayudarla a asimilar a esos cambios, a llegar bien preparada al día del parto y a recuperarse de éste. Aprendimos a calmar el miedo, principalmente a sentir dolor, ya que repercute de manera negativa en la evolución del parto. Sentí que tuvimos acceso a un entendimiento del parto que, a priori, parece tan intuitivo en otros mamíferos. Esto nos hizo reflexionar si en nuestra sociedad hemos «olvidado» cómo dar a luz. Vimos muchas otras ideas y conceptos sumamente interesantes que iré compartiendo a lo largo de los próximos meses. No olvidaré la increíble energía que todas sentimos al charlar sobre experiencias que habían sido tan positivas y poderosas para muchas mujeres.

Estoy tremendamente agradecida de que esta valiosa información me haya encontrado en el momento más idóneo de mi vida.

Tuvo un increíble efecto en mí, pues despertó mi curiosidad, mi parte más intuitiva y el deseo de saber más. Hasta ese momento no sabía que podías elegir cómo dar a luz y la mayoría de las historias cercanas que conocía, eran experiencias bastante traumáticas – porque soy consciente de que hay ocasiones en las que ocurren complicaciones o imprevistos. Por eso mismo no he parado de investigar, leer e interesarme sobre partos positivos y naturales. Quiero disponer de todas las herramientas posibles para facilitar la llegada de mi bebé a este lado del mundo. Ojalá así también ayude e inspire a otras futuras madres para que se conozcan mejor y tomen decisiones informadas a la hora de dar a luz. Y por supuesto, siendo consciente de lo afortunada que soy por tener acceso a una sanidad de calidad que, además de velar por mi seguridad, apuesta por respetar mis deseos en todo lo posible.

Durante los próximos meses compartiré mis nuevas rutinas de movimiento. Mostraré ejercicios de Pilates durante el embarazo, información sobre el parto fisiológico y todas las lecciones que vaya aprendiendo en este bonito camino a la maternidad. Pulsa aquí para seguirme en Instagram y no perderte ningún vídeo.

Gracias por acompañarme.

 

4 thoughts on “Moviéndome por dos…

  • Enhorabuena a ti, y a esa personita especial que ha tenido la suerte de encontrar a una mamá implicada en su embarazo. Disfruta de esta experiencia maravillosa y ya sabes que me tienes aquí para cualquier duda o para compartir nuevos descubrimientos. Sois vosotras, las futuras mamás, las que me seguís enseñando cosas nuevas cada día…. Un beso muy fuerte!

    • Muchas gracias Celeste. ¡Ay lo que me gustaría tenerte más cerca! Este embarazo, y seguramente el parto, no hubieran sido los mismos si no te hubiera conocido. Estoy aprendiendo y disfrutando tanto… Estamos en contacto guapa, muchos besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.