5 «efectos secundarios» de practicar Pilates

Probablemente ya conozcas algunos de los beneficios físicos que te da Pilates, como el incremento de fuerza, el aumento de flexibilidad y la mejora del control del propio cuerpo. Hoy te quiero mostrar otros, que tal vez sean menos obvios, para que te animes a practicar este método cuanto antes.

1. Eres más feliz.

La primera razón y más importante para mí. ¡En serio! no es que yo lo diga, sigue leyendo por favor. Existe una razón científica detrás, y es que al realizar actividades físicas, nuestro cerebro libera endorfinas, también conocidas como «las hormonas de la felicidad». No sólo nos dan buen rollo sino que además nos ayudan a aliviar/eliminar el dolor, a reducir la ansiedad y, por tanto, a aumentar nuestro bienestar.

 

2. Ganas calidad de sueño.

Durante una sesión de Pilates reduces tensiones musculares, tomas consciencia de tu respiración y tu mente aprende a concentrarse en los movimientos que efectúas. Todo esto tiene un efecto meditativo para tu cerebro y relajante para tu cuerpo, ayudándote a dormir mejor cada noche.

 

3. Mejoras tu postura.

En Pilates se fomenta la óptima alineación del cuerpo y se trabajan principalmente músculos responsables de mantener una postura erguida. No solo nos sentiremos mejor físicamente sino que psicológicamente esto tiene un efecto muy positivo al elevar nuestra autoestima.

 

4. Complementas tus actividades favoritas.

Tanto si te gusta correr, como montar en bicicleta, caminar, levantar pesas, etc. la práctica de Pilates incrementa tu rendimiento, ya que te enseña a moverte de una manera eficiente para que tu cuerpo reciba todos los beneficios del deporte y disminuyas el riesgo de lesiones. O tal vez ya eres mamá o papá y te estás dando cuenta de que los cuerpos ya no son lo que eran… Pilates te ayuda a estar más en forma para seguirle el ritmo a los peques.

 

5. Te sientes mejor, te ves mejor y los demás lo notan.

Pilates decía lo siguiente sobre su propio método: “En 10 sesiones, sentirás la diferencia. En 20 sesiones, verás la diferencia. En 30 sesiones tu cuerpo habrá cambiado por completo”. Amén.

Como puedes ver, la práctica de Pilates, y en general del movimiento, tiene efectos muy beneficiosos. Aunque esta lista no acaba aquí, ya que hay muchísimos más. Comienza desde ya a experimentar los tuyos, escríbeme y estaré encantada de ayudarte. Y si ya practicas Pilates de forma habitual, ¿de qué manera te ha ayudado a sentirte mejor? Debajo puedes dejar tu comentario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.